Que Nos Diferencia

Que Nos Diferencia

Una forma clásica de organizar un tratamiento es reunir a una diversidad de profesionales que cubran cada uno por separado el área que se considera está en déficit. De esta manera un profesional se dedica a implementar estrategias para desarrollar el lenguaje, otro se avoca al desarrollo motriz, mientras en otro lugar se trabaja sobre habilidades académicas. Está forma de intervención tiene sus ventajas, pero también dificultades: puede llevar a la fragmentación en disciplinas/terapias a la persona haciendo muy difícil un desarrollo integral (la persona como un todo).

Desde PASOS proponemos una intervención integral donde todos los profesionales estén coordinados, con supervisiones constantes y donde las disciplinas no fragmenten a la persona, pudiendo brindar una intervención integral. En la vida real las personas utilizamos el lenguaje, nos desplazamos motrizmente, mientras realizamos alguna actividad que requiere una actividad “mental”, todo ello no lo hacemos en forma separada, por el contrario realizamos todas estas actividades en forma constante y simultánea. Las personas con diagnóstico del Trastorno del Espectro Autista no son la excepción, por lo cual requieren que la intervención se realice en forma integral abarcando todas las áreas y siendo trabajadas en la forma más global posible.

PASOS propone una forma de abordaje integral de la persona, teniendo en cuenta su singularidad y la utilización de herramientas derivadas de la investigación científica. Centrados en el Enfoque de la Conducta Verbal, los hallazgos científicos son adaptados a cada niño/a de acuerdo a sus particularidades, estableciendo objetivos específicos y diseñando estrategias de ayuda particulares. 

Otra pregunta que puede realizarse es ¿en qué se diferencia la propuesta de PASOS con los tratamientos TCC? El denominado “tratamiento cognitivo conductual para el Autismo” basa gran parte de su aplicación en diversas técnicas derivadas del ABA. La gran mayoría de profesionales aplican el “paquete” de tratamiento descripto en el libro de Lovaas “The ME Book”, donde se trabaja principalmente sobre el lenguaje receptivo (responder a ordenes) y en una forma altamente estructurada (DTT). El Enfoque de la Conducta Verbal incluyen formas naturalizadas de enseñanza, la clasificación funcional del lenguaje y, por otra parte, estrategias derivadas de investigaciones sobre motivación. Esto le da un giro al tratamiento conductual "clásico", favoreciendo la generalización de lo aprendido a distintos ambientes y situaciones. 

El Enfoque de la Conducta Verbal viene a proponer esta nueva mirada ya que hoy en día genera cientos de estudios que demuestran los beneficios de este abordaje para el tratamiento de niños/as del Espectro Autista y otros trastornos del desarrollo.